Today is Wednesday, July 23, 2014
Today's date:
Wednesday
July 23, 2014
Wednesday, July 23, 2014
07/23/2014
Wednesday
07/23/2014
Home
Medical Staff
Online Forms
Log In
Research

en ESPAÑOL


Privacy Policy

This notice describes how medical information may be used and disclosed, and how you can get access to this information.
Click here for more information.

Announcement
Main Number
(504) 371-0071

Referrals
(504) 371-0993

Account Information
(504) 371-0994 or (504) 371-0997

Appointments
(504) 371-0995

Pediatric Services

UiNO provides a full range of pediatric urological services under the direction of our qualified staff members.



Terapias para el cáncer de próstata
 
Información básica
El cáncer de próstata es el segundo cáncer más común diagnosticado en los hombres estadounidenses. La American Cancer Society (Sociedad Estadounidense de Cáncer) estima que 220,000 casos serán diagnosticados en los Estados Unidos en el 2003.
Setenta y nueve por ciento de todos los casos de cáncer de próstata se descubren en los estadios regionales y locales cuando el índice de supervivencia para los pacientes es del 100 por ciento.
No existe gran diferencia entre la terapia con radiación y la cirugía en relación al porcentaje de hombres que sobreviven 10 años luego del tratamiento. Sin embargo, la cirugía puede dar lugar a índices más altos de remisión 15 años después del tratamiento.
El cáncer de próstata es el crecimiento de células anormales en la próstata. Las células cancerosas evolucionan lentamente hasta volverse una masa que se denomina tumor. Los tumores pueden hacer metástasis, que significa propagarse más allá de la próstata, lo cual es signo de enfermedad avanzada. Los tumores metastásicos pueden con el tiempo, ser mortales.

El objetivo de las terapias para el cáncer de próstata es curar el cáncer o controlar los síntomas de la enfermedad.

Los médicos pueden recomendar no tratar activamente los casos de cáncer de evolución lenta para evitar los riesgos y efectos secundarios del tratamiento. Este enfoque se llama observación.

Los tratamientos activos para el cáncer de próstata incluyen:
  • Cirugía;
  • Crioterapia;
  • Radioterapia;
  • Terapia hormonal; y
  • Quimioterapia.
Es posible curar el cáncer de próstata. La probabilidad de cura depende del grado y estadio del cáncer y el nivel de antígeno prostático especifico (PSA) del hombre, previo al tratamiento.

¿CUÁNDO SE INDICA?

Los médicos deben conocer el grado y estadio del cáncer antes de seleccionar el tratamiento. El grado se refiere a cuánto del tejido canceroso prostático semeja tejido prostático normal. El proceso que determina dónde está el cáncer de próstata y cuánto se ha propagado se denomina estadio.

INDICACIONES PREVIAS AL TRATAMIENTO

Cirugía

Para establecer si el cáncer de un paciente está localizado, el cirujano extirpará los nódulos linfáticos de la pelvis. La extirpación de los nódulos linfáticos requiere internación hospitalaria.

Al paciente se le indica que no coma nada después de la medianoche previa a la cirugía de prostatectomía. El día previo a la cirugía, al paciente se lo instruye para hacerse un enema farmacológico especial. El paciente puede también ser instruido para que no tome aspirina ni ningún otro anticoagulante.

MÉTODOS DE TRATAMIENTO

Cirugía
El médico y el paciente generalmente eligen la cirugía cuando el paciente tiene buena salud, es menor de 70 años, y el cáncer no se ha diseminado.

Prostatectomía radical. La prostatectomía es la remoción de la próstata y está dirigida para pacientes cuyo cáncer esta limitado a la próstata. La prostatectomía radical ofrece las mejores perspectivas de cura. La cirugía se realiza mientras el paciente está bajo cirugía general o anestesia intradural. El cirujano extirpa la próstata entera, las vesículas seminales y los nervios que colaboran en la erección del pene.

El procedimiento lleva entre 3 y 4 horas y requiere una internación de 2 a 3 días.

Prostatectomía radical con conservación de los nervios. La prostatectomía con conservación de los nervios es similar a la prostatectomía radical salvo que el médico salva los nervios que provocan la erección masculina si los nervios no están afectados por el cáncer. La prostatectomía con conservación de los nervios está limitada a los hombres en los estadios tempranos de cáncer de próstata.

Criocirugía. Este tipo de cirugía trata el cáncer localizado congelando las células cancerosas hasta que mueren. Después de que el paciente recibe la anestesia general o intradural, el cirujano inserta entre 6 y 8 sondas metálicas finas, a través de la piel entre el ano y el escroto, y las guía hacia el tejido prostático canceroso. Una vez activadas, las sondas envían un agente congelante para destruir el tejido canceroso.

Tratamientos no quirúrgicos
Radioterapia. La radiación puede recomendarse como tratamiento separado o en conjunto con la cirugía. La radiación, o rayos-x de alta energía utilizados para matar las células cancerosas, puede ser interna o externa, en el sentido de que la fuente de radiación se coloca en el exterior del cuerpo o se implanta en la zona prostática de cáncer.

Los pacientes se deben tratar con radiación externa al menos 5 días por semana, durante 7 a 8 semanas.

La braquiterapia es otro nombre para la radiación interna, o el implante de pequeñas semillas radioactivas en la próstata. Como la criocirugía, la braquiterapia usa sondas que se insertan en la piel entre el ano y el escroto para liberar las semillas radioactivas. Otra forma de braquiterapia usa agujas huecas que contienen iridio, una fuente radioactiva.

Con frecuencia la braquiterapia se combina con radiación de rayos externa para intensificar el tratamiento.

Terapia hormonal. Cuando el cáncer se ha diseminado fuera de la próstata, se puede recomendar terapia hormonal. Algunas veces, se utiliza en forma conjunta a la cirugía o a la radiación.

El objetivo de la terapia hormonal es reducir la producción de andrógenos. Los andrógenos son las hormonas que ayudan a desarrollar o mantener las características sexuales que se forman después de la pubertad. Se cree que los andrógenos, uno de los cuales es la testosterona, ayudan al crecimiento de las células cancerosas prostáticas.

La orquiectomía, la cirugía para extirpar los testículos, se considera como terapia hormonal porque dramáticamente reduce la producción de andrógenos. El procedimiento lleva de 30 minutos a 1 hora con el paciente bajo anestesia general.

Las siguientes drogas pueden reducir los niveles de andrógeno sin la necesidad de una orquiectomía.

  • Análogos de la hormona liberadora de hormona luteinizante (HL-RH); y
  • Antiandrógenos.
Los medicamentos no curan el cáncer de próstata pero hacen más lento temporalmente el crecimiento de las células cancerosas. Algunos pacientes se someten a terapia hormonal durante 2 a 3 días, otros pueden permanecer en terapia hormonal por el resto de sus vidas.

Quimioterapia. Cuando la terapia hormonal no funciona y el cáncer de próstata se ha diseminado más allá de la próstata, se puede recomendar quimioterapia. No se recomienda para el cáncer de próstata en los estadios tempranos.

Durante la quimioterapia, las drogas contra el cáncer se inyectan o toman por boca, de modo que circulan por el torrente sanguíneo y destruyen el cáncer que se ha diseminado a través del cuerpo. La quimioterapia generalmente no mata todas las células cancerosas pero retrasa el crecimiento del cáncer y reduce el dolor.

INDICACIONES POSTERIORES AL PROCEDIMIENTO

Todas las terapias requieren pruebas de PSA de seguimiento.

Cirugía
Luego de una cirugía, el médico instruirá al paciente sobre cómo cuidar las incisiones y cambiar el vendaje.

La prostatectomía radical y prostatectomía con conservación de los nervios. Luego de la cirugía, se implanta un tubo flexible para drenar la orina en la uretra del paciente durante 7 a 14 días. No se permiten las duchas los primeros 2 a 3 días posteriores a la cirugía.

Muchos hombres pueden sentirse débiles y cansados algunas semanas después de la cirugía. La mayoría de los pacientes puede retomar las actividades normales en el transcurso de 1 mes.

Los hombres que se someten a prostatectomía ya no producen semen y tienen orgasmos secos, que significa que no pueden eyacular. Si un hombre desea concebir hijos, debe considerar hacerse extraer, congelar y almacenar el esperma, antes de hacerse una prostatectomía.

Radioterapia. El médico organiza al paciente una visita de seguimiento 4 a 6 semanas después de la finalización de la terapia.

POSIBLES EFECTOS SECUNDARIOS Y COMPLICACIONES

Cirugía
Prostatectomía radical o prostatectomía con conservación de los nervios. Las posibles complicaciones incluyen:
  • Incontinencia (urinaria e intestinal);
  • Impotencia;
  • Lesión rectal;
  • Retención urinaria por remoción del catéter;
  • Espasmo de vejiga; y
  • Sensibilidad en la zona del escroto.
Criocirugía. Los efectos secundarios y las complicaciones de la criocirugía pueden ser:
  • Inflamación temporal del pene y escroto;
  • Impotencia;
  • Incontinencia;
  • Infecciones de las vías urinarias;
  • Pérdida del revestimiento de la próstata; y
  • Dificultad para eliminar heces.
Técnicas no quirúrgicas
Radioterapia. Los efectos secundarios de la exposición a la radiación externa incluyen:
  • Pérdida del vello en la zona púbica;
  • Enrojecimiento, sequedad y sensibilidad de la piel tratada;
  • Diarrea y problemas de vejiga;
  • Fatiga; e
  • Impotencia.
Los efectos secundarios de la radiación interna, o la braquiterapia, incluyen:
  • Problemas intestinales temporales;
  • Micción frecuente;
  • Impotencia; y
  • Dificultad para el vaciado completo de la vejiga.
Terapia hormonal. Los efectos secundarios pueden incluir:
  • Impotencia;
  • Olas de calor; y
  • Pérdida del deseo sexual.
Quimioterapia. Dado que la quimioterapia puede matar muchas células sanas, puede causar una variedad de efectos secundarios, entre ellos:
  • Fatiga;
  • Náuseas y vómitos;
  • Pérdida del apetito;
  • Caída del cabello;
  • Llagas en la boca; y
  • Probabilidad aumentada de que se produzcan infecciones y heridas o sangrado después de cortes o lesiones menores.
ADAPTACIÓN DEL ESTILO DE VIDA

Los pacientes con cáncer de próstata deberían buscar apoyo emocional de la familia, amigos y de servicios comunitarios antes, durante y después del tratamiento. Además, los pacientes necesitan tener un cuidado óptimo de su cuerpo, haciendo ejercicio, descansando mucho, no fumando y limitando el consumo de alcohol a 1 a 2 vasos por día, y comiendo alimentos nutritivos.

Algunos investigadores piensan que la dieta puede ayudar a prevenir el cáncer de próstata. Estudios científicos han demostrado que los antioxidantes y otros compuestos naturales en los alimentos tienen propiedades antitumorales. Los alimentos ricos en estas sustancias incluyen:
  • Tomates (debido a un elemento denominado licopeno);
  • Brócoli;
  • Naranjas;
  • Ajo;
  • Cebollas;
  • Vino tinto y uvas negras; y
  • La especia cúrcuma.
La proteína de soja también se ha asociado con el riesgo reducido de cáncer de próstata.

Copyright © NorthPoint Domain, Inc. All rights reserved.
This material cannot be reproduced in digital or printed form without the express consent of NorthPoint Domain, Inc. Unauthorized copying or distribution of NorthPoint Domain's Content is an infringement of the copyright holder's rights.



Medical Glossary
Word to look up:
The results will appear in a new window.

Sign Up!


Terms and Conditions | Feedback | Privacy Statement
Developed and hosted by Urology Domain.
© Copyright 2000-2014. NorthPoint Domain Inc. All rights reserved.
ICS-PR-WEB02